Gracias a la versatilidad de nuestros sistemas, es posible implantar una solución inalámbrica para la intercomunicación de las cámaras de videovigilancia con el servidor de grabación.

El equipamiento que le ofrecemos dispone de unos elevados niveles de seguridad y encriptación y de un amplio ancho de banda para asegurar un correcto flujo de los datos de audio/video transmitidos por cada una de las cámaras.

Una vez instalada la infraestructura inalámbrica, usted decide para qué servicios extra la quiere utilizar. Puede servir para el sistema de seguridad y a su vez ofrecer un servicio de hotspot o Internet inalámbrico a diferentes usuarios, y a su vez puede servir para crear una red de área local privada para el uso exclusivo de determinados usuarios.

Un ejemplo muy habitual lo podemos encontrar en los hoteles, donde la infraestructura inalámbrica se utiliza simultáneamente para:

  • Ofrecer servicio de Internet inalámbrico a los clientes en todo el edificio
  • Crear una red local para los diferentes terminales/ordenadores de recepción, bar, administración, etc.
  • Interconectar las diferentes cámaras de seguridad con el servidor/grabador situado en la red local de la empresa.

Lo mismo podríamos aplicar en comunidades de vecinos o en urbanizaciones de chalets.