Los sistemas inalámbricos punto a punto tienen como principal función la de interconectar 2 lugares situados geográficamente distantes (1-40km) que tengan visión directa de uno a otro.

Las aplicaciones más comunes son interconectar sedes/oficinas de una misma empresa entre ellas, controlar diversas cámaras de seguridad distantes del puesto de control sin necesidad de cablear, compartir una única conexión a Internet con el resto de puestos satélites conectados, crear conexiones redundantes para evitar fallos en la conexión en casos de caída de la línea de comunicaciones habitual, etc. 

Unión inalámbrica de redes a larga distancia Punto-a-Punto y Punto-a-Multipunto

Nuestros sistemas son capaces de unir redes inalámbricas a distancias superiores a los 100km y a velocidades iguales os superiores a las conexiones de red tradicionales por cable. Las uniones entre redes pueden ser punto-a-punto (por ejemplo una oficina con su almacén) o punto-a-multipunto (toda una organización, por ejemplo una oficina con el almacén, con la fábrica y con otras localizaciones). Cada uno de los nodos puede estar, como mencionábamos a una distancia máxima que puede ser superior a los 100 km.

Si las distancias son mayores o existen obstáculos geográficos que evitan la conexión de alguno de los nodos se puede incluso hacer redes inalámbricas de larga distancia distribuidas y trianguladas, es decir, de la oficina a fábrica una unión de 70 km. y de fábrica al almacén otra unión de por ejemplo 55 km., y que la oficina, que está a 125 km del almacén se conecte con el mismo de forma transparente y rápida. La unión entre las redes también podrá ser transparente o enrutada.

 

El entrelazado de canales (Channel bonding) es una de las características más interesantes aplicadas en las uniones punto-a-punto y punto-a-multipunto. Los equipos de redes inalámbrica estándar se comunican entre sí a una frecuencia determinada, es decir, por un solo canal. Nuestros sistemas son capaces de utilizar dos canales simultáneamente (doblando así el ancho de banda, es decir, las prestaciones) y entrelazarlos de modo que  la conexión aparece en todos los sentidos como una conexión de un solo canal. 

Los enlaces punto-a-punto pueden ser programados para que sólo permitan pasar de una red a otra un determinado tipo de servicios (por ejemplo solo comunicaciones de Intranet o de correo o de Web) , o incluso, que de una red a otra solo puedan pasar determinados usuarios, o mejor todavía, puede hacer que solo determinados PCs de una red se comuniquen con determinados PCs de la otra.

Basándonos en el ejemplo ilustrado en la figura anterior, se podría controlar que el PC1 de la oficina A (puesto del gerente, por ejemplo) tuviera acceso total a los servicios ofrecidos por el Servidor de la oficina B, en cambio restringir el acceso del PC2 (puesto comercial) para que sólo tuviera acceso al correo electrónico.

Esto es un mero ejemplo, las posibilidades y las combinaciones son infinitas.

[Haga click aquí para pedir más informarción]